La Catedral del Chile en Nogada

desde 1860
3 minutes reading time (567 words)
Featured 

¡La tercera es la vencida!

SantoDomingo

Breve historia de los Templos de Santo Domingo en CDMX.

El relato de la evangelización dominica en México comienza con el embarco de la orden de los monjes dominicos en febrero de 1526, saliendo del puerto de San Lucas de Barrameda, municipio ubicado en la provincia de Cádiz y con rumbo a la Nueva España.

Encabezados por fray Tomás Ortiz y fray Domingo de Betanzos, llegaron a Veracruz el 19 de junio del mismo año. Siguieron su camino a pie hasta la Ciudad de México, en la cual hicieron su entrada en vísperas de las fiestas del apóstol Santiago, que por esta razón fue electo patrón de la provincia que se establecería años más tarde en 1535.

En un principio los dominicos fueron recibidos por los franciscanos, quienes les dieron hospedaje. Hasta el mes de octubre los predicadores se trasladarían a lo que fuera su primera morada: localizada donde después se instalaría la Inquisición, hoy actual museo de la Medicina, donde permanecieron alrededor de 3 años mientras dirigían y supervisaban las primeras obras de construcción de lo que sería el templo y el ahora ex convento de Santo Domingo en la famosa plaza de CDMX con el mismo nombre:

1527 - Primer Templo: Motivados con la donación de dos terrenos y la compra de otros cuatro. Los monjes dominicos lograron hacerse de un gran predio que era delimitado por las actuales calles de República de Brasil, República de Chile, República de Perú y Belisario Domínguez, donde comenzaron con una construcción bastante elemental de un primer templo, del que se dice tenía sólo una nave, techos de madera y un altar cubierto de paja.

1553 - Segundo Templo: Producto del paso de los años, el primer templo de Santo Domingo se encontraba en peligro de colapsarse, por lo que los monjes dominicos decidieron construir un segundo templo en forma, apoyándose de la ayuda de la Corona Española y de las donaciones de la feligresía. Esta construcción duró 32 años, teniendo su año de término en 1585. Se dice que era un templo fastuoso y durante el S XVII se anexaron cuatro capillas en su atrio.

1716 - Tercer Templo: El último Templo de Santo Domingo, el que conocemos hoy en día, comenzó sus trabajos de construcción tras reportarse severos daños al segundo templo como producto de la terrible inundación que azotó a CDMX en 1716. Utilizando los cimientos de la obra anterior se reemplazaron los pesados materiales que además promovían su hundimiento natural por el inestable terreno otrora lacustre donde actualmente se ubica y se utilizó el tezontle, piedra volcánica de gran ligereza y de particular estampa. Las obras de este tercer templo concluyeron el 23 de enero de 1754.

Es así como, aunque el templo de Santo Domingo es un fiel cronista de la historia. Lo que vemos no todo el tiempo se vio y son muchas las leyendas del esplendor que alguna vez guardaron esos muros en su segunda fase, pues el número de arquitectos, obreros, artesanos y artistas que se emplearon, así lo atestigua. Es mucho también lo que se dice de la ahora desaparecida capilla del Rosario, la cual se dice competía en elegancia y riqueza con la de Puebla y que fue derruida para construir la calle más inútil de CDMX: La Leandro Valle. Sea como sea en este caso la formula tuvo aplicación y tras de dos intentos de templo, el tercero fue el que prevaleció.

Ajolotes: El mito hecho realidad
You have successfully installed EasyBlog
 

Comments

No comments made yet. Be the first to submit a comment
Already Registered? Login Here
Guest
Lunes, 18 2018 Junio